30 de enero de 2010

Yo también soy de Huelva


Ya nos encontramos en la recta final de las preliminares, a falta de dos días para el primer veredicto del jurado oficial del concurso de agrupaciones del Carnaval Colombino.
A pesar del mal tiempo y de poner buena cara, las agrupaciones siguen haciendo su pase por el Gran Teatro de Huelva. El concurso sigue su curso y la calidad va en aumento. Se empiezan a definir las ‘punteras’ en las distintas modalidades, a expensa de que lleguen las agrupaciones más esperadas.

En este sexto día, son Blas Miguel Hernández y Pepe Alvarado los responsables de la presentación de los distintos grupos. Con buen humor y conocimiento de las trayectorias de los participantes, amenizan la noche carnavalera. La primera en abrir las rojas bambalinas del Teatro es la comparsa de Calañas ‘La escoba’, que llega con un tipo de barrendero. Con una presentación con muy acorde al tipo y con buen ritmo, aparecen estos calañeses, mejorando notablemente con respecto al año anterior. Me gustó mucho el pasodoble que le brindaron a los autores onubenses Antonio Cabezas y Jesuli Perojil, rivales en las tablas y amigos en la vida cotidiana, actitud envidiable y digna. Los proponen, dada la experiencia de estos autores, como próximos pregoneros. Comparsa afinada en general con algunas perdidas en momentos concretos.

La siguiente de la noche llegó desde San José de la Rinconada ‘Los que se mueren por un 10’ grupo con mucha guasa, que nos hizo pasar un buen rato, aunque no terminó de conectar totalmente con el público. Letras aceptables y destaco el popurrí, con buenas cuartetas de estos parados en la cola del INEM. Marcan bien el tipo y tienen una buena interpretación. "Ojitos con los figurantes, que después hay sorpresas". Punta Umbría fue la tercera de la noche con ‘el señor Pérez’. Vuelven los ratoncitos a presentarse en este Gran Teatro, compartiendo el tipo con la comparsa de Sevilla, ‘Los Pérez’. Grata sorpresa de esta agrupación, con componentes duchos en la materia, buenas voces y muy buena afinación. Quizás, excesivamente melancólica, algo que ya observé en el pasado carnaval, pero es sólo cuestión de gusto. Gran pasodoble al sentimiento onubense de estos ‘puntaumbrieños’, que aunque entienda el sentido, y la rabia que siente el autor, quizás perdió la línea en las últimas frases. Aún así, supo transmitir la idea y conectó con el teatro. Gran pase por preliminares.

‘Los muertos de la ORA’ fueron los siguientes en salir a escena, de la mano de Raúl Barreto, chirigota esperada por los onubenses y por sus seguidores, que se agrupaban en los palcos. Buen tipo para estos gorrillas, que interpretaron su papel a la perfección, (a más de uno me lo hubiese llevado para Arrabales). En general esta chirigota está muy bien estructurada, con buenas voces y perfecta en afinación, auque me pasó como con La Colombina, le faltó algo de potencia. Pasodobles muy dinámicos, estructurados en dos partes, la inicial buscando el punto simpático y la otra parte más seria. Faltó ritmo en el popurrí y el final de éste, me lo perdí. Creo que la chirigota no ha estado a la altura que yo esperaba. Analizando bien; chirigota con buena música, genial interpretación, aceptables letras e individualmente excelentes voces, pero no llegaron a conectar con la facilidad que debería. Pase a semifinales, y tendrán que mejorar mucho, para estar entre las candidatas. La última agrupación de la noche, me la perdí. Pero según me cuentan, volveremos a verla en la siguiente ronda. Esta noche, tendremos otro buen día de teatro, donde seguiremos disfrutando de este gran concurso. Feliz carnaval a todos.


O.I.

1 comentario:

Santi el raton dijo...

Chema agradezco tu comentario, me siento orgulloso pensando que hay gente como tu en el carnaval de nuestra provincia.
Te mando un saludo.